Buscador
cerrar

¿Qué le ocurre a tu cuerpo cuando va de compras?

Tu estado de ánimo está de 'subidón' (porque segregas dopamina), te emocionas y acabas comprando más de lo que deberías... ¿Te suena?

Amaya Lacarra
Imprimir
Twitter
Facebook
GooglePlus
Pinterest

Gossip Girl

La clave para entender por qué muchas veces una tarde de shopping es el mejor de los remedios está en la dopamina. Un neurotransmisor que también descargas cuando tienes un orgasmo, y causante de que llegue a tu cerebro ese 'chute' de satisfacción.

 

via GIPHY

"La dopamina es un efecto reforzante para el cerebro. Es una sensación agradable, te hace sentir mejor", nos cuenta José Antonio Molina, doctor en psicología. Tanto, que según los últimos datos de Kantar Worldpanelcompramos una prenda nueva cada nueve días (que no está nada mal).

¿El momento álgido? Las esperadas y adoradas REBAJAS, ese momento en el que las bolsas invaden tu casa:

via GIPHY

 

"A las mujeres les encanta las rebajas por varios motivos. El mecanismo mental que les impulsa es que en el fondo, no piensan tanto en lo que están gastando, como el dinero que están ahorrando. Cuando consiguen una ganga en rebajas, lo sienten como un triunfo", nos cuenta Mercedes Rodríguez, profesora de marketing de moda en el Centro Superior de Diseño de Moda de Madrid (CSDMM), de la Universidad Politécnica de Madrid. "Son también una buena forma de justificar con menos remordimiento el deseo de comprar por impulso algún capricho", concluye. 

Y es que, dejando a un lado las adicciones (en las que confiamos que NO caigas), hay muchos motivos para pensar que el shopping puede funcionar como una actividad positiva:

RAZÓN NÚMERO 1. Ponerte algo nuevo y sentirte guapa es una forma de cambio, de reinterpretarte...Y refuerza tu autoestima. "El dependiente, o una amiga que te acompaña y te dice lo bien que te queda, aún hace más fuerte ese refuerzo", cuenta José A. Molina.

via GIPHY

 

RAZÓN NÚMERO 2. Te ayuda a poner el foco de tu atención en algo agradable, "y distraerte de otras cuestiones que pude ser negativas en ese momento en tu vida", aclara el experto. 

RAZÓN NÚMERO 3. Implica activarte, ya que te preparas, y sales de casa pensando en algo positivo. ¡La acción siempre ayuda! "El shopping tiene beneficios también a nivel fisiológico, pues se genera mayor actividad y por ende, un estado de ánimo mejor", concluye Molina.

via GIPHY

 

Eso sí, para beneficiarte de todos estos efectos positivos, debes preocuparte por ejercer una compra responsable. Apunta estas tres reglas de oro, ¡y feliz shopping!:

- Planifica. No te dejes llevar por impulsos. ¡Nunca! Suelen ser malos consejeros. "Si al final de la compra, consideras algo inútil, es que esa no ha sido buena compra", afirma José A. Molina.

- Respeta tu situación económica. Debes ser consciente de las posibilidades de tu bolsillo, y que un capricho no perjudique áreas importantes de tu vida como la economía. Todo a su debido tiempo.

- Busca el vínculo emocional. Piezas que te ilusionen, con las que te sientas identificada... Esas son las que se convertirán en básicos de tu armario. "Hay prendas y prendas, pero muchas veces, el diseñador crea para que haya una conexión entre prenda y cliente. Un flechazo quizás. Diseñamos un micro universo alrededor de nuestras colecciones y queremos que nuestros clientes deseen formar parte de él", afirma Daniel Rabaneda, diseñador y profesor en el CSDMM.

Ver más articulos