Buscador
cerrar

Esta modelo de tallas grandes explica lo mejor de haber perdido 113 kilos

"Me sentía como una espectadora que no podía participar en mi propia vida porque mi cuerpo no era capaz de mantener mi peso". 

Elizabeth Narins
Imprimir
Twitter
Facebook
GooglePlus
Pinterest

Esta modelo de tallas grandes explica lo mejor de haber perdido 113 kilos

Rosie Mercado es una modelo de Las Vegas que llegó a pesar 190 kilos. Después de pasar dos temporadas en el reality de NuvoTV Curvy Girls, Rosie consiguió perder 45 kilos pero una vez fuera volvió a engordar casi 10 kilos y, por eso, decidió someterse a un programa de pérdida de peso que le permitió perder 68 kilos más. La modelo ha explicado recientemente a Cosmopolitan.com cómo ha sido este procedimiento.

Te hiciste famosa por tus curvas. ¿Te lo pensaste dos veces antes de decidirte a perder peso?
No, porque había recibido críticas y alabanzas por mi peso. Me pregunté si yo era realmente feliz y me di cuenta de que tenía que cambiar si quería ser capaz de hacer cosas con mis hijos, dejar de tener dolores en las caderas y las rodillas y evitar las críticas de otros.

He sido muy criticada por adelgazar y me han acusado de avergonzarme de mi cuerpo. Pero mi decisión no ha tenido nada que ver con la vergüenza, ni siquiera con hacer una mejor carrera como modelo. Sólo que ría tener una vida mejor y tener la opción de hacer cosas que nunca he podido hacer debido a mi sobrepeso. No es cuestión de estar delgada sino de estar sana, tener vitalidad y tener la opción de hacer lo que te apetece.

1 Rosie4

¿Qué se siente al pesar casi 200 kilos?
Siempre tienes que estar pensando en si vas a poder sentarte en una silla, si vas a poder entrar en un coche o si te vas a poder abrochar el cinturón de seguridad. Cuando salía con mis tres hijos tenía que acompañarme siempre la niñera porque no podía correr detrás de ellos. Me sentía como una espectadora que no podía participar en mi propia vida porque mi cuerpo no era capaz de mantener mi peso durante más de 30 minutos.

Nunca olvidaré un viaje en avión en el que una azafata me dijo que tenía que comprar dos billetes porque no cabía en un solo asiento. Las personas que estaban a mi alrededor lo oyeron todo y yo me puse a llorar. Fue Horrible.

¿Cómo era tu trabajo cuando tenías sobrepeso y cómo es ahora?
La gente pensaba que yo estaba bromeando cuando decía que era modelo, pero yo era modelo de tallas grandes. Nadie vino a decirme “queremos que trabajes con nosotros”. Tuve que ir puerta por puerta y explicar que yo representaba a mujeres con estas características. Algunas empresas me dieron la oportunidad de trabajar porque se dieron cuenta de que muchas mujeres podían sentirse identificadas con mi cuerpo pero otras me rechazaron porque su ropa no me cabía.

Ahora las marcas me apoyan más porque al haber adelgazado encajo en su muestra. Entiendo que, al fin y al cabo, el modelaje es un negocio y las marcas no van a cambiar su sistema de tallas para adaptarlos a mí.

Las marcas me apoyan más ahora porque encajo en su tamaño de muestra. Entiendo que - al final del día, ser modelo es un negocio, y las marcas no van a salir de su manera de cortar tamaños de muestra especial sólo para mí.

Ahora que tienes una talla 44, ¿cómo te sientes al seguir siendo etiquetada por los estándares de la industria? (La mujer promedio en los Estados Unidos tiene una talla 46.)
No me molesta. Sé que ha habido un gran debate sobre la forma de llamar a las modelos de tallas grandes pero creo que tienes que aceptar tu cuerpo. Estoy orgullosa de representar a todas estas mujeres.

1 Rosie2

¿Qué les dirías a todas aquellas personas que piensan que has hecho trampas por hacerte la cirugía gástrica?
La cirugía gástrica me ayudó a perder 68 kilos, pero todavía ha sido una experiencia llena de sudor lágrimas y, sobre todo, mucha dedicación. La cirugía no significa que te puedas sentar y comer todo lo que quieras mientras pierdes peso. Todo el mundo dice que es la forma más fácil, pero también es difícil de afrontar porque nunca sabes si habrá complicaciones en el quirófano.

La recuperación tampoco es fácil. Recuerdo que yo me cansaba sólo con estar de pie 20 minutos. Lo más complicado fue cambiar mi estilo de vida, porque te obligan llevar una dieta líquida durante 30 días. Esta dieta está diseñada para que el cuerpo se adapte a una nueva forma de comer, como un bebé que descubre cómo tolerar diferentes alimentos. Empecé comiendo sopa, luego batidos de proteína cada vez más espesos, luego fui añadiendo verduras trituradas... No podía comer ciertos panes ni nada con alto contenido en azúcar porque me mareaba y sudaba como una loca.

¿Has experimentado otros efectos secundarios molestos asociados a la pérdida de peso?
Cuando te miras en el espejo te das cuenta de que aunque estás feliz por haber perdido peso, tienes exceso de piel. Había perdido cerca de 100 kilos, pero tenía casi 10 kilos de exceso de piel que eliminar de mi estómago.

La abdominoplastia ha sido lo más doloroso que pasado en mi vida, y eso que he tenido tres hijos. Es como si te cosieran una faja en el interior de tu estómago. No pude ponerme derecha durante un mes y luego tuve que usar un corsé durante otros seis meses.

Así que cuando escucho a la gente decir que engañé y tomé la salida fácil, me río. Recuerdo que las primeras 24 horas estuve en el hospital llorando de dolor.

¿Cómo han respondido las personas a tu pérdida de peso?
Un 80 por ciento positivamente y un 20 por ciento de forma negativa. Un hombre me envió por correo electrónico desde Dinamarca para decirme que no estaba atractiva con este peso. Muchas mujeres se identificaban conmigo cuando pesaba 190 kilos, pero ahora que he perdido peso se sienten traicionados. Una mujer que no conocía de nada me envió un correo electrónico en el que decía que debería saltar de un puente y matarme.

He aprendido a aceptar lo positivo y lo negativo, pero eso me afectó mucho. Soy humana. Me pregunto cómo hacer algo que me hace feliz puede ofender a otras personas. Estás condenado si lo haces, pero también si no lo haces.

¿Sigues queriendo perder peso?
No, sólo estoy trabajando en el mantenimiento, aunque me encantaría tener los brazos tonificados. Sé que todavía puedo ganar peso si no miro lo que como. Si voy cogiendo 2 kilos aquí, otros 2 de allí, puedo volver al punto de partida. Como muchas proteínas y verduras, controlo las raciones…. He renunciado a ciertos alimentos como el queso. Hago deporte seis veces a la semana durante una hora y media porque me gusta, me hace sentir bien. Es un estilo de vida, y sólo es difícil cuando no crees en él.

1 Rosie3

Muchos modelos siguen dietas muy estrictas para para adelgazar antes de una sesión de fotos. ¿Puede una modelo de tallas grandes hacer lo mismo?
No, yo sólo trato de comer sano. No pretendo tener un cuerpo delgado y musculoso sino tonificado. Tengo celulitis. Mi cuerpo no es perfecto, pero me siento bien con él.

Entonces, ¿cómo te sientes con tu cuerpo ahora?
Me encanta. Perdí todo este peso. Tengo una talla 44. Estoy sana y tengo curvas. Mi cuerpo nunca podrá tener una talla 34 o 36, y me encanta representar a las mujeres que usan tallas más grandes. Nunca voy a deshacerme de las caderas, y lo entiendo. He hecho todo lo que puedo hacer pero tengo un cuerpo más grande con curvas y no hay nada malo en eso.

De: Cosmopolitan USA

De: Cosmopolitan USA

Ver más articulos